Redimensionar texto

-A A +A

Ciclo 2011

Este nuevo ciclo nace como resultado de un profundo análisis de los ciclos anteriores, por lo que logra potenciar lo bueno y modificar lo que no funcionaba bien. Por lo tanto, es importante saber qué se mantiene, qué cambia y por qué sigue estando vigente la importancia de participar.

NUEVO CICLO DE PRESUPUESTO PARTICIPATIVO


El Presupuesto Participativo es un programa departamental de la Intendencia de Montevideo.  Su primera fase se inició junto a los Concejos Vecinales.  Éstos tenían la potestad de priorizar necesidades y reclamos vecinales como alumbrado, vialidad, señalizaciones de tránsito y semáforos entre otros.  Allí la población podía acercar sus necesidades a sus representantes vecinales.   Si bien esta modalidad se mantuvo, desde el Foro Ciudadano de 2005 se planteó la necesidad de aumentar la apuesta a la participación, con una ciudadanía más activa.  Por tal motivo, desde el 2006, parte del Presupuesto Departamental es decidido por la ciudadanía mediante la votación de propuestas también iniciadas por ella.  Hasta el momento se realizaron los ciclos 2006, 2007 y 2008. Los dos primeros fueron ciclos anuales, mientras que el último fue bianual. Es decir, las propuestas votadas en 2008 fueron ejecutadas en 2009. En el 2010 no hubo elección de Presupuesto Participativo por dos grandes motivos: el inicio de un nuevo nivel de gobierno y la necesidad de evaluar resultados de los ciclos anteriores (y realizar los cambios necesarios para un nuevo ciclo).
  Tras analizar los resultados de los ciclos anteriores, y con la nueva estructura de los Gobiernos Municipales, este año se inicia un nuevo ciclo con algunas modificaciones.

¿Qué se mantiene?
Etapas, participación y decisión.

Sigue siendo la ciudadanía quien propone y quien resuelve mediante votación. Se mantienen las etapas del proceso: presentación de propuestas, análisis de viabilidad, votación y ejecución. Los lugares de presentación siguen siendo los Centros Comunales Zonales y se mantienen los  requisitos de participación (pueden presentar propuestas: las organizaciónes sociales, vecinales, instituciones o cualquier persona mayor de 16 años, incluso niños y niñas pero apoyados por un adulto; y pueden votar:  todos los mayores de 16 años, prsentando su Cédula de Identidad, único e imprescindible documento exigible).

¿Qué cambia?
Cronograma, bases territoriales, recursos destinados y reglas.

El PP se realizará en dos oportunidades durante el quinquenio: en el año 2011 y en el año 2013. En cada Ciclo se podrán proponer y elegir proyectos que serán concretados en los dos años siguientes. Es decir, en el año 2011 se pondrán a disposición de la ciudadanía, recursos para realizar obras y proyectos socioculturales durante los años 2012 y el 2013. Estas obras o proyectos serán seleccionados mediante votación vecinal, prevista para el domingo 30 de octubre de 2010.
Cambian las bases territoriales. La elección de propuestas será por Municipios, pudiendo seleccionarse un máximo de dos propuestas. Se destinarán para el Ciclo 2011,  $15.000.000 en cada Municipio: correspondiendo $7.500.000 para la ejecución del año 2012 y  $7.500.000 para el año 2013.
El Presupuesto Participativo se realiza siguiendo Reglas, las cuales, Ciclo a Ciclo se mantienen o modifican según la evaluación y propuesta que realice la “Comisión del Presupuesto Participativo” integrada por la Intendencia de Montevideo y representantes de los Concejos Vecinales.  Las mismas establecen el modo de funcionamiento y los requisitos de viabilidad (están disponibles en www.imm.gub.uy y en los CCZ).
Uno de los cambios más importantes se da en la clasificación de propuestas y en el análisis de viabilidad en simultáneo con la presentación de iniciativas. Las propuestas se clasificarán en: las de obras y servicios municipales, y las de proyectos culturales. Esta división responde a qué es lo que ha ocurrido con los ciclos anteriores. Luego de la evaluación se vio que la gran mayoría de las propuestas respondían a estos dos criterios. Es decir eran solicitudes de  servicios municipales como ser semáforos, lomos de burro, luminarias, cartelería, viabilidad y otro tipo que tal vez al principio no se  había tomado en cuenta, son los proyectos culturales y de fortalecimiento de los espacios ya existentes en este ámbito tal vez este tipo de propuestas fueron las que hicieron complejo el cumplimiento de las obras decididas en el tiempo pautado. Los primeros ciclos eran anuales, y por lo tanto exigían que todas las etapas se cumplieran en ese plazo. Por ejemplo, para el ciclo 2006 se presentaron propuestas en mayo, se evaluaron las viables en agosto, en octubre se votaron y en mayo de 2007 se inició otro ciclo de propuestas sin que haya habido el tiempo suficiente para la realización de todas las propuestas seleccionadas en el ciclo anterior. En el caso de las propuestas de servicios, al tratarse de competencias estrictamente municipales, la presupuestación y ejecución eran más exactas y rápidas.  Esta situación era más compleja en los proyectos socio-culturales, ya que en estos no existían referencias anteriores para la estimación de costos y los factores de sustentabilidad del proyecto requerían en muchos casos coordinación con distintos actores sociales involucrados lo que multiplicaba los tiempos de respuesta.
Si bien se reconocieron estas dificultades, no se quiso dejar a un lado  este tipo de proyectos que expresan una necesidad existente en la población, sino todo lo contrario. Las modificaciones que se aplicaron al ciclo 2011, entre otras cosas, buscan adaptar las necesidades de los proyectos socio-culturales al Presupuesto Participativo. En el año 2011 se votarán proyectos a concretarse en los años 2012 y 2013, lo que dará mayor tiempo de planificación y ejecución.
En ciclos anteriores el vecino presentaba su propuesta en formularios abiertos que no exigían demasiado detalle. Este año el formulario es mucho más extenso pero permite mayor involucramiento del vecino en cuanto a qué significa lo que está presentando, dónde se quiere hacer, por qué sería importante  y qué costos implicaría.

¿Por qué participar?

Porque vale la pena. Porque es una posibilidad para concretar la compra de materiales de proyectos en funcionamiento, para poner la cartelería de las calles, para equipar la radio comunitaria, para realizar una muestra fotográfica, para poner juegos nuevos en la plaza, para instalar un laboratorio en el liceo, para tener una sala de informática en la escuela, para ponerle techo y carteles con los números de los ómnibus a las paradas, para pensar en conjunto qué queremos, para cambiar el barrio. 


Presentación de propuestas:  En los CCZ 10 y 11, desde el 26 de abril y hasta el 31 de mayo.
Monto máximo por propuesta: $ 2.500.000.
Evaluación técnica: Hasta el 31 de agosto, se evaluará la viabilidad de las propuestas.
Votación: Se realizará el domingo 30 de octubre, pudiendo participar los vecinos y vecinas mayores de 16 años, presentando su cédula de identidad. Se podrá votar en un único circuito y marcar hasta un máximo de dos propuestas
Ejecución de obras: En cada Municipio, las propuestas votadas serán ordenadas de mayor a menor,  según la cantidad de votos recibidos. En el 2012 se ejecutaran las propuestas más votadas hasta sumar un costo de $ 7.500.000.  En al año 2013 se ejecutaran las propuestas siguientes hasta sumar nuevamente un costo de $ 7.500.000.
 

AddToAny

Compartir